Abertura, apertura y obertura

El lenguaje hablado y las palabras muy similares son malos compañeros de viaje. Muchas veces, el hecho de no ver una palabra escrita y, por consiguiente, no mirar qué significa, hace que la usemos de manera inadecuada, intercambiándola con otras similares sin saber muy bien qué estamos diciendo.

El trío calavera del que vamos a hablar hoy es el de abertura, apertura y obertura.

Empecemos por la primera.

Según la RAE, las 3 principales acepciones de abertura son las siguientes:

abertura

Del lat. apertūra.

  1. f. Acción de abrir o abrirse.
  2. f. Boca, hendidura, agujero.
  3. f. grieta(‖ hendidura en la tierra).

Hay algunas más, pero o no nos atañen o son concretas de ámbitos o jergas.

Por otra parte, apertura, que tiene la misma raíz latina, tiene los siguientes significados:

apertura

Del lat. apertūra.

  1. f. Acción de abrir.
  2. f. Acto de dar principio a las tareas de una asamblea, a los estudios de unacorporación, a los espectáculos de un teatro, etc.
  3. f. Actitud favorable a la innovación.
  4. f. Actitud de transigencia en lo ideológico, político, religioso, etc.
  5. f. Combinación de ciertas jugadas con que se inicia una partida de ajedrez.

Como veis, la primera es exactamente la misma que abertura: acción de abrir. Pero, mientras que abertura significa en su segunda acepción “Boca, hendidura, agujero” (o grieta en la tercera), apertura no comparte ninguno de estos significados.

O sea, que abertura y apertura significan abrir, pero en ningún caso ambas significan “agujero”, ni tampoco ambas significan “acto de dar principio a las tareas de una asamblea”.

Es ahí donde está la trampa: teniendo ambas significados en común, no todos son compartidos, por lo que no podemos usar abertura y apertura indistintamente.

Ahora pasamos con el tercero en discordia: obertura. Aquí va:

obertura

Del fr. ouverture.

  1. f. Pieza de música instrumental con que se da principio a una ópera, oratorio uotra composición lírica.

¡Nada de acción de abrir! ¡Ni tampoco de boca o hendidura! ¡Ni siquiera de “acto de dar principio a las tareas de…”! El significado de obertura es estrictamente musical. ¡Menuda trampa!

Así que hay que andarse con ojo con estas tres amigas, que tienen a bailarnos en la cabeza ocupando el lugar de sus compañeras.

Como pequeña recomendación para evitar meter la pata, aconsejo que se memorice muy bien que obertura es sólo para lo musical, descartando de esta manera toda posibilidad de confusión con las otras dos. Como abertura y apertura tienen más significados, y puede ser difícil recordar cuál se usa para la franqueza y lisura en el trato y cuál para la transigencia en lo ideológico, es más fácil sencillamente eliminar obertura de la ecuación y, cuando tengamos dudas entre las dos restantes, acordarse de mirar en el diccionario si el significado que les vamos a atribuir es el correcto.

Muy bien muchachada, pues hasta aquí el briconsejo de hoy. Os espero en el próximo post, donde hablaremos de cómo fijar alcayatas al yeso sin que nos salgan grietas en la pintura. ¡Hasta la próxima, corazones!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *