Club de lectura pulp: Heinlein y M.R. James

En la última reunión del club de lectura nos comportamos —estaba la prensa— y además logramos ponernos de acuerdo. Esto lo logró el laconismo de MR James con sus cuentos de fantasmas y las buenas ideas de Heinlein con Todos ustedes, zombies.

Rodeados de los libros de Tuuu librería apostamos las sillas —que se nos quedaron cortas— en círculo para hablar de Heinlein y sus particulares viajes en el tiempo, y de MR James con sus peculiares fantasmas. Y fue en este miércoles de terror y ciencia ficción, este miércoles de agosto en el que no iba a aparecer ni Peter Parker cuando… ¡coincidimos todos! Siempre hay bajas, compromisos, pero en la última reunión estábamos todos y, encima, sin disentir, sin debate y sin encontronazos dialécticos, ¡qué mierda es esta!

oiylo2awuppkqotpg2lfEmpezamos por Heinlein y por su relato Todos ustedes, zombies. El fin de semana anterior nos habían contado que se había hecho una película reciente sobre el relato, así que inevitablemente hablamos de la adaptación y de las diferencias con el relato en sí. El caso es que Heinlein, en apenas veinte páginas, nos plantea un mundo, una teoría sobre cómo viajar en el tiempo, crea suspense con sus peculiares saltos y te deja con la boca abierta con esa serpiente que se muerde la cola, ese universo cerrado, de ahí el título de la película Predestination. Con lo cual había poco sobre lo que discutir, todos coincidimos en que había envejecido bien porque apenas hay detalles sobre ese futuro que se inventa, podría estar escrito hoy, evitando elegantemente los anacronismos.

También comentamos lo que debió suponer para la época —ya que está escrito en 1954— que la historia la protagonice un hermafrodita americano/a, sabiendo cómo son. Igual de curioso que nos resulta hoy que la protagonista se aliste para “entretener” a los muchachos.

Así que estando todos de acuerdo pasamos a M.R. James. Recomendamos la lectura de Corazones Perdidos, una antología del autor donde recopilan sus relatos de fantasmas, y donde Lovecraft firma el prólogo, declarando una profunda admiración por él.

Cada uno nos leímos un relato o varios, pero coincidimos en lo mismo, en que son historias que apenas tienen descripción, él te cuenta los hechos, desmarcándose al máximo de, por ejemplo, Blackwood, que es más atmosférico y paisajista. James, por el contrario, es lacónico, se limita a exponerte qué paso y además lo hace con simpatía. Es un autor que te cae bien y te entretiene a partes iguales. El lenguaje que emplea no en absoluto enrevesado, es natural y para nada aparenta estar escrito a finales de siglo XIX y principios de XX. Muy recomendable.

Para la próxima reunión (ya sabéis podéis venir los que queráis) hemos propuesto a Lord Dunsany y sus Cuentos de los tres hemisferios. Y para contrarrestar este autor romántico, en el que se inspiró Lovecraft, hemos elegido a un autor cien por cien pulp: Sax Rohmer y El misterio del Dr. Fu Manchú.

Animaos, que si a la periodista del País que nos hizo la entrevista y se quedó al club no huyó, vosotros tampoco. Si estás en Madrid, no hay excusas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *