Costas de Carcosa ya se puede tocar

Esta semana hemos recibido los primeros libros con los que inauguramos sello: En el centro de la tierra, de Edgar Rice Burroughs; y Los dioses de Bal-Sagoth, de Robert E. Howard. Preciosos y apetecibles.

Ante el susto y el malentendido inicial… NO, Pulpture no desaparece. Solo hemos hecho un sello conjunto con Barsoom, ¿no es fantástico? El propósito es claro y sencillo: queremos libros baratos, más grandes que el formato de bolsillo y de autores clásicos, y si encima damos un orden a los relatos de alguien, o usamos material inédito de un prolífico autor, mejor que mejor. Los libros de Costa de Carcosa son los libros que nos gusta leer (y tener en nuestras estanterías) al tamaño y precio que nos gusta comprar.

¿Por qué Pelúcidar y Turlogh?

carcosa1

En el centro de la tierra es la primera parte de Pelúcidar, una historia de Burroughs que queremos completar. Pertenece a la colección Esmeralda, donde estarán los libros de aventuras en general. La elección de este título fue por practicidad. Javier Jiménez Barco tenía un borrador de la traducción guardadito, reposando, y nosotros dijimos: es Burroughs, ¡tiene que estar! ¿Por qué no?

Y lo cierto es que es una historia genial y divertida, que se lee en un suspiro y te deja con unas ganas gigantes de continuarla. ¿Quién decís que inventó el cliffhanger? Porque al señor Burroughs no se le da nada mal el asunto. En contra de lo que pueda parecer —por su sencillez argumental—, está historia está muy bien construida, es muy fluida y los monstruitos que describe son curiosos, una especie de evolución más o menos alternativa a la que hubo en la Tierra hace millones de años.

Pero, claro, Burroughs compite con la joya de la corona: Los dioses de Bal-Sagoth, Robert E. Howard y su Turlogh el Negro, personaje anterior a Conan y que prefigura en muchos aspectos el mundo y estereotipos del Cimerio. Se trata de una serie de relatos que se han publicado dispersos por ahí y que nosotros hemos juntado (al parecer por primera vez desde que se crearon) y unido con un fragmento sin título (e inédito) y con un relato inacabado, que vaya tela, nos deja con la miel en los labios.

Aun así, Turlogh es un gran héroe (para mí mejor que Conan) y mezcla la historia con lo épico de la batalla, con la aventura, con el misticismo de los dioses y, por supuesto, con la brujería. El relato Los dioses de Bal-Sagoth debería ser lectura obligatoria para todos los amantes de la espada y brujería.

Lleva una traducción completamente nueva y muy cuidada. Nuestros traductores a veces se han tirado un poco de los pelos, y es que los pasajes casi poéticos de Howard nadie dijo que fueran fáciles (aunque sí muy satisfactorios).

Hemos dado a estos libros el formato que nos hubiera gustado a nosotros como lectores. Es más grandote que de bolsillo, que en centímetros se traduce como 19,6 x 11,6. Cómodo de llevar, no pesa mucho y se lee bien.

Por dentro casi es mejor que por fuera, ha quedado un interior muy agradable y el papel huele muy bien.

Ah, por cierto, En el centro de la tierra sólo cuesta 9,50€ con gastos de envío en nuestra tienda online. Y Los dioses de Bal-Sagoth 10,45€. 

Un comentario

  1. Alex
    febrero 5
    Responder

    Habra versión en ebook?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *