Inerme e inerte

Cuando dos palabras suenan o se escriben parecidas, es habitual encontrar confusiones en su uso. Hoy le toca el turno a inerme e inerte, una pareja que, si bien suenan a lo mismo, no tienen el mismo significado.

En esta ocasión la regla es sencilla, pues al igual que con estribor y babor, uno puede diferenciarlas con tan solo mirar la propia palabra. Vamos con las definiciones.

Según la RAE, inerte tiene las siguientes acepciones:

Inerte

Del lat. iners, inertis.

1. adj. Inactivo, ineficaz, incapaz de reacción. Gas inerte.
2. adj. Inmóvil, paralizado. Mano, rostro inerte.
3. adj. Sin vida. Cuerpo inerte.
4. adj. Flojo, desidioso.

Creo que hasta aquí nada nuevo. Inerte, en esencia, quiere decir que algo está quieto. Con inerme viene el chiste.

Inerme

Del lat. inermis.

1. adj. Que está sin armas. U. t. en sent. fig.
2. adj. Biol. Desprovisto de espinas, pinchos o aguijones.

¡Ajá! Ahí está. Inerme no quiere decir que algo está quieto, sino que algo está desarmado. Aun cuando se utilice en sentido figurado, no se refiere a la inactividad del sujeto sino a la indefensión de este.

El parecido entre ambos verbos está muy claro, y la línea que los separa puede volverse difusa, oscilando el significado de uno a otro con pasmosa facilidad. Veamos un par de ejemplos, que aunque no son muy buenos sí que ayudarán a tenerlo un poco más claro:

  • Pedro quedó inerme ante mis acusaciones: usado en sentido figurado, aquí inerme se refiere a que Pedro estaba desarmado, no tenía defensa posible para su culpabilidad.
  • Pedro quedó inerte ante mis acusaciones: en esta, lo que decimos es que Pedro no hizo absolutamente nada ante lo que le estaban diciendo.

Como veis, son cosas distintas. En una, no tiene forma de defenderse de lo que le dicen; en la otra, simplemente pasa del tema.

Ahora un par en los que los vemos usados erróneamente con el mismo significado:

  • Y allí quedó, tendido en el suelo, sin vida, permaneciendo totalmente inerte: quien sea está muerto en el suelo y permanece quieto.
  • Y allí quedó, tendido en el suelo, sin vida, permaneciendo totalmente inerme: quien sea está muerto en el suelo y permanece… ¿indefenso? ¿Sin armas? Este es uno de esos casos en los que el uso entre ambos se vuelve confuso, pues podemos entender que, al estar muerto, está lógicamente indefenso. Pero, si lo pensamos ateniéndonos a la trayectoria de la frase, que hace claras alusiones a algo que está paralizado, detenido en una posición, lo que estamos haciendo es usarlo (mal) como sinónimo de inerte. Además, decimos que permaneció indefenso, lo cual es una observación bastante tonta, pues al estar muerto es poco probable que su situación de indefensión varíe en el tiempo.

En casos como este, en el que cierto ejercicio de abstracción mental puede llevarnos a concluir que se puede usar tanto inerte como inerme, recomiendo atenerse estrictamente al significado de la palabra. ¿Quieres decir que está quieto? Bien, pues usa inerte. ¿Quieres decir que está desarmado? Bien, pues usa inerme. Así de simple 🙂 .

Y, por último, el briconsejo para saber cuál es cuál. Solo hay que mirar la palabra, en este caso inerme. El truco es fácil: inerme > in-erme > in-arma > sin-arma, ¡ahí lo tienes! Sencilla pirueta mental que te valdrá para saber lo que estás diciendo.

¡Hasta aquí hemos llegado! Nos vemos en el siguiente post, en el que hablaremos de cómo reforzar tu tejado si unas cigüeñas deciden anidar en él. ¡Buena suerte!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *